EL CICLO DE LA UVA

El vino es una bebida reconocida por ser un producto vivo de la tierra, el cual es trabajado por todo un año para deleitar con sus aromas, sabores y tonalidades a todo amante del vino.

Se trata de un ciclo que involucra muchos cuidados y a muchas personas cuya labor es extraer todas las virtudes de la uva. 

PODA

Durante el invierno, entre diciembre y enero, la viña deja troncos sin brotes por lo que se podan las vides y se preparan para la brotación del cultivo durante la primavera. Esta etapa exige mucho cuidado para asegurar la calidad del fruto.

La poda se realiza al termino del invierno, generalmente en últimos días de febrero al finalizar las heladas.

La poda se ejectua manual, aunque se dan instrucciones de manera general para todo el viñedo, cada planta representa una poda especifica de acuerdo a su desarrollo y debemos tener consideraciones especiales con cada una para irla manejando.

LLORO

El lloro es una salida de liquido muy diluido que se realiza por las heridas de poda, se produce al final del invierno, su duración es aproximadamente de 1 semana.

El lloro nos indica la respuesta a la entrada en actividad del sistema radicular por acción de una elevación de temperatura en suelo (más cercana la primavera).

BROTACIÓN

Esta etapa también es conocida como el nacimiento de la vid, se da durante la primavera, en los meses de marzo y abril. Aquí empiezan a aparecer los primeros brotes verdes, primero salen hojas y después se ven racimillos muy pequeños. 

Los factores que influyen en la brotación son climáticos: temperatura del aire, luminosidad y riego en suelo.

FLORACIÓN

Durante mayo se desarrollan flores muy pequeñas, cuyo crecimiento dependerá de proteger a la vid de la lluvia y asegurar que reciba el sol suficiente para que pueda crecer y dar lugar a los granos de las uvas. En esta fase, son muy importantes los tratamientos preventivos en las cepas para combatir las plagas y enfermedades de la planta. La floración marcará el inicio de la vendimia y también el volumen de la cosecha.

La floración  también es llamada Cierna, generalmente ocurre en mayo pero varia con el cultivar  (ciclo largo o corto) de las variedades. Se refiere a la abertura de las flores y la polinización de esta. Las flores de vid son hermafroditas, quiere decir que tienen los dos sexos en la misma flor, sólo necesitan del viento serán polinizadas.

CUAJADO

A inicios del verano en junio, la temperatura sube y la flor abre para su fecundación. Se trata de una etapa donde se espera que tiempo sea favorable y las fuertes lluvias no arruinen la cosecha. 

El cuajado ocurre después de la floración, se traduce como el crecimiento en volumen y evolución de color de la baya.

Es la etapa de mayor actividad y cuidado en viñedo. Se riega y fertiliza la vid, así como se aplican tratameintos para la sanidad de la fruta.

ENVERO

En julio y agosto, la uva cambia de color hasta llegar a su tonalidad final y comienza la maduración del fruto. Cuando los granos de la uva pasan del color verde a un rojo vivo en el caso de los tintos, o al amarillento blanquecino en el caso de los vinos blancos, es lo que conocemos como “envero”. 

El envero es el momento en que el hollejo empieza a cambiar de color por perdida de contenido de clorofila y síntesis de otros pigmentos (antocianos y flavonoides).

VENDIMIA

En esta última etapa, el enólogo analiza y cata a diario la uva para valorar si cumple los niveles de acidez y azúcar deseados, si da su visto bueno, inicia la vendimia, el decir, la recolección de las uvas y su traslado a la bodega para iniciar el proceso de elaboración del vino.

En Viñedos La Redonda la vendimia comienza a finales de Julio y dura todo el mes de Agosto. Recordemos sólo se obtiene fruta una vez al año de cada planta.

One Reply to “EL CICLO DE LA UVA”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *